Reseña Dennou Coil – Cuando los Google Glass se vuelven realidad

Seguro que lo ultimo que estaban pensando hacer con los anteojos virtuales de Google era disparar a sus amigos con ametralladoras virtuales y lanzar lasers por la frente.

Sinopsis:

En el 2026, 11 años después de la introducción de los visores y anteojos de realidad aumentada conectados a Internet, Yuko Okonogi se muda con su familia a la ciudad de Daikoku, el centro tecnológico del emergente medio mundo virtual. Yuko se une a la “agencia de investigación” de su abuela, conformada por niños equipados con herramientas virtuales y metatags. Mientras su investigación termina descubriendo evidencia de niños que han desaparecido hacia el misterioso “otro lado” de la realidad, ellos mismos se encuentran enredados en una conspiración para encubrir la peligrosa naturaleza verdadera y la historia de las nuevas tecnologías.

Ficha técnica:

  • Director: Mitsuo Iso
  • Episodios: 26
  • Estudio: Madhouse
  • Géneros: Aventura, Comedia, Misterio, Drama, Sci-fi

La realidad virtual es todo un tema que da a lugar a muchas cosas que se pueden explorar en el territorio de la Ciencia ficción, ya saben, mas alla del “Oh my god ¿Estoy en el mundo real o no?” de Sword Art Online. Por suerte existe Dennou Coil, una propuesta tan original como interesante del que había sido hasta ese momento solo director de animación, Mitsuo Iso, que nos trae una serie que explora la relación de unos niños con aquello que es real y virtual ahora con una linea entre ambos casi inexistente gracias a los anteojos de realidad virtual.

Lo primero que hay que saber sobre Dennou Coil es que es una serie que se toma su tiempo para construir la trama principal. Los primeros capítulos sirven meramente para armar el mundo, establecer los personajes y presentar el misterio principal, que se va desvelando durante toda la serie. El misterio en cuestión puede ser un poco confuso para algunos, ya que la serie gusta de no hacer mucha exposición. Solo hay dos momentos donde rompen esa regla, el primero siendo durante los primeros capítulos donde la exposición se justifica porque Yuko, la protagonista, acaba de llegar a la ciudad y no sabe nada sobre como funcionan las cosas allí, al igual que el espectador, y el segundo momento es un nitpick mio, sin mencionar un spoiler del los últimos capítulos, los mas impactantes por cierto, que si llego a molestarme solo un poco debido a la política de la serie de no andarse explicando todo. Dicho esto, la primera mitad es cosa de tenerle paciencia, sabiendo que todos los misterios introducidos se van a desvelar mas adelante, de manera muy parecida a como funciona Steins;Gate.

Contando la cosa rosa, de derecha a izquierda: Satchii, Fumie, Daichi, Yuko con Densuke el perro, Kyoko, Isako la Best Girl y Oya-jii.

La diferencia con Steins;Gate, sin embargo, radica en el tono mucho mas juguetón de la serie. Hay muchas historias auto-conclusivas durante la primera mitad de la serie que sirven tanto para tener momentos emotivos, graciosos o tiernos y que sirven para mantener enganchado al espectador mientras en el fondo la trama se va construyendo y para recordarte que al final esta serie va sobre un montón de niños jugando con sus anteojos y tonteando por ahí.

¡Ametralladoras virtuales para todos!

Lo cierto es que es todo un gusto ver como una serie trata a los niños justamente como debería, como una manga de pendejos molestos niños. Ellos juegan, se molestan entre ellos, hacen preocupar a sus mayores y sus problemas parecen ser enormes, incluso si desde nuestra perspectiva puedan parecer nimiedades. La serie refuerza aun mas esto mostrando el  mundo virtual como parte de la realidad del mundo de los niños y haciendo de esta manera que el espectador vea los elementos virtuales como reales. El mundo virtual no afecta directamente a la mayoría de los adultos, mas allá de algún otro uso que le den a sus anteojos, pero para los niños es una parte enormemente influyente en sus vidas por mas que nada de lo que exista en ese mundo sea realmente tangible.

El episodio de los virus barbas es uno de los mas graciosos de la serie.

El perro Densuke es el mayor exponente de este concepto. Lo primero que hace la serie es dejarte en claro que el perro no es real, no es tangible, pero sin embargo uno se encariña con el perrito, al igual que todos los niños se encariñan con el, aun sabiendo que, en esencia, es un tamagotchi super-desarrollado.

Aun así, Dennou Coil tampoco deja los adultos de lado y nos trae unos personajes igual de simpaticos que los niños, como Mega-baa, por ejemplo, que simplemente se come cada escena en la que aparece.

Ciertamente no lo es

Pero es cuando todos los misterios empiezan a desvelarse que es cuando la cosa se pone interesante y toman lugar el desarrollo de personajes y las múltiples interacciones entre aquellos que hasta el momento estaban en un segundo plano. También es la parte mas dramática, aunque sin dejar de lado la comedia que hasta el momento caracterizaba la serie y los personajes pasan por unos cambios de lo mas sorprendentes. Yuko se da cuenta de que si bien es “amable” es una cobarde que deja a sus amigos a la primera de cambio, Isako descubre que su intento de madurez al intentar hacerlo todo sola al final solo la llevo hacia la desesperación, Daichi se empieza a preocupar por sus amigos y madura un poco al dejar de ser el pendejo molesto que había sido y Denpa… Denpa como que desaparece en la segunda mitad, ahora que lo pienso, pero al menos el gordito aprendió lo que es amar una mascota, supongo.

Estoy seguro que el gordo Denpa esta por ahí.

Lo cierto es que me faltan las palabras para hablar sobre Dennou Coil. Podría pasarme quizás horas escribiendo sobre como el episodio de los bigotes fue lo mejor que pudo haber pasado desde el pan tostado, sobre como el episodio del pez gigante fue lo mas divertido que vi hasta el momento o como el capitulo del plesiosauro me enterneció el corazón. podría pasar mis días hablando de como casi lloro con el final, así bien machote como soy. Sin embargo solo voy a decir que la vean, sabiendo que probablemente no le estoy haciendo justicia. No es una serie perfecta, claro, Yuko quizás consigue unas cuantas conveniencias para lograr avanzar la trama, y quien sabe si la segunda mitad le pueda parecer muy dramática a alguien, pero aun así, si la ven, quizá los entretenga tanto como a mi, y de paso podrán disfrutar de una animación bellísima y una banda sonora mas que satisfactoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s